CONTAGIOS DE SARNA EN SLEP PUERTO CORDILLERA ACTIVA LA ALERTA EN GREMIO DOCENTE

El brote de escabiosis o sarna estaría afectando a la comunidad educativa de la Escuela Guillermo Cereceda de San Juan. Crisis sanitaria que, como lo denuncia el territorial del Gremio Docente, hasta ahora no ha sido abordada de la manera adecuada por la Dirección Ejecutiva del SLEP Puerto Cordillera, desencadenando así una paralización territorial que se llevará a cabo este viernes primero de diciembre.

La situación es grave, pues de hecho sólo un profesor del plantel se encuentra ejerciendo efectivamente sus labores pues el resto está con licencia o con ausencias preventivas. Por otro lado, los apoderados están retirando a sus pupilos inmediatamente después del almuerzo escolar.

Cabe recordar, que el síntoma inicial y más frecuente de la sarna suele ser un picor muy intenso, producto de la reacción alérgica a los ácaros, a sus huevos y a los desechos que producen. Inicialmente, el prurito es local y, después, tiende a generalizarse. Además, y como lesiones visibles en la piel, los ácaros excavan en la piel galerías finas e irregulares (surcos), que suelen ser muy estrechos y medir de cinco a quince milímetros de largo. En los niños, sin embargo, el área de afectación suele extenderse y puede llegar a todo el cuerpo, incluidos el cuero cabelludo, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Bajo dichos antecedentes, las y los dirigentes del Magisterio se reunieron el pasado lunes 27 de noviembre con la Gerencia de la Mutual de Seguridad, con el Centro de Salud Familiar, Cesfam San Juan, pero lamentablemente, aunque lo solicitaron, no pudieron concretar una reunión con la dirección del plantel afectado, denunciando además que hasta la fecha la sostenedora del colegio no ha entregado mayores informaciones a la Seremia para que así se puedan suspender las clases.

En ese tenor, el territorial SLEP Puerto Cordillera exige entre otras medidas: El cierre el establecimiento para efectuar una efectiva sanitización de los espacios y objetos en: aulas, oficinas, baños, etc; y, no exigirle recuperación de clases al plantel por tratarse de una situación excepcional de fuerza mayor, tomando como antecedente que han sido los mismos docentes y funcionarios los que han tenido que financiar sus remedios y tratamientos para desechar el acaro.

A continuación, las declaraciones de las y los dirigentes del territorial SLEP Puerto Cordillera: