NO PAGO DE LA MENCIÓN: LA POLÍTICA DE DISCRIMINACIÓN QUE AFECTA A MÁS DE 10.000 EDUCADORES DIFERENCIALES

Al año 2014, 10.574 docentes poseían títulos de educadores diferenciales. Hoy se estiman más de 12.000. La estadística nacional indica que la matrícula en la carrera de educación especial es la única que muestra un aumento explosivo desde el año 2005 al 2017, pasando de 1.226 a 3.682.

La Carrera Docente de la Nueva Mayoría establece un aumento salarial vía asignaciones variables. El alza más relevante se establece en la Bonificación de Reconocimiento Profesional (BRP) la cual reconoce la especialización y la formación profesional. Este bono junto con calcularse en base a las horas de contrato, tiene dos componentes: una base (titulo) que representa el 75% de la asignación y una mención, que representa el 25 % restante. Este año, este último asciende a $ 79.287.

Durante el primer año en que comenzó a pagarse esta bonificación (2007) el BRP se canceló completo a las y los educadores diferenciales; sin embargo, al poco andar, el MINEDUC restringió el pago bajo una interpretación jurídica que, a nuestro juicio, es del todo arbitraria. (véase “las razones del por qué si corresponde el pago de la mención del BRP”).

Desde el año 2009 el magisterio ha denunciado esta injusticia. Nuestros argumentos han sido tan contundentes que el ex Ministro de Educación de Sebastián Piñera, señor Harald Beyer, aceptó en su momento entregar una solución. Dada la interpelación parlamentaria que por entonces se levantó en contra del ex Ministro, este compromiso quedó inconcluso.

Posteriormente, la ex Ministra de Educación Adriana Delpiano, en reunión con el Directorio Nacional del Colegio de Profesores celebrada el 11 de enero de este año, se comprometió al pago íntegro de las menciones. Sin embargo, prontamente borró con el codo lo que había escrito con su mano. La Ministra no cumplió su palabra y hoy hemos vuelvo a foja cero. Se optó por la exclusión y no por la inclusión.

Es imperioso reparar esta tremenda injusticia que aqueja a miles de docentes en el país. Aquellos que, en el marco del nuevo paradigma de  la inclusión educativa cumplen un rol estratégico en el sistema escolar. Es una contradicción ética que el Estado promueva un enfoque inclusivo y mantenga en una situación de discriminación a aquellas y aquellos docentes que están en la primera línea de esa tarea. Ha llegado el momento de reparar.

Por nuestra parte, como Directorio Nacional, seguiremos con las gestiones y la lucha para conquistar este derecho que nos han arrebatado.

¡CON EL ORGULLO DE SER DOCENTE!

¡ARRIBA PROFES DE CHILE!

Eduardo González

Dirigente Nacional Colegio de Profesores de Chile

Pro Tesorero

Encargado Departamento Profesores Jóvenes y Educación Especial.