LLANQUIHUE: PARALIZACIÓN DE ESCUELA RURAL LOS PELLINES OBTIENE COMPROMISO DEL SOSTENEDOR PARA RESOLVER SUS DEMANDAS

Este jueves 21 de Abril la comunidad educativa de la Escuela Rural Los Pellines de Llanquihue resolvió tomarse el establecimiento para demandar condiciones dignas y lograr un espacio apto para una enseñanza de mejor calidad, finalizando la jornada con un compromiso de la sostenedora Claudia Trillo, quien entregó plazos prudentes para resolver la situación. De acuerdo a la Ley General de Educación, uno de los requisitos que deben cumplir los establecimientos de enseñanza para obtener y mantener el reconocimiento oficial del Ministerio de Educación (MINEDUC) “es contar con las condiciones mínimas de infraestructura, higiene y seguridad” de estos espacios educativos.

Sin embargo, con el retorno a clases luego de dos años de protocolos sanitarios por el COVID, tanto estudiantes como trabajadores han debido enfrentarse a espacios que representan un atentado a la dignidad de las personas. Durante las últimas dos semanas, ciudades como Antofagasta, Calama, Coquimbo o comunas como Llanquihue, Curarrehue, Santiago, Recoleta y Cañete han sido protagonistas de diversas paralizaciones, marchas y protestas por las condiciones inhumanas en las que se encuentran establecimientos que están sin agua, sin calefacción, problemas en la red húmeda, eléctrica, condiciones insalubres, y espacios que representan un peligro para la integridad física.

Sobre este tema, el presidente del Colegio de Profesoras y Profesoras de Chile, Carlos Díaz Marchant destacó que “Ello da cuenta del abandono en el que están hoy los establecimientos educacionales, y en particular la Educación Pública en Chile. Nos parece grave que diversas autoridades locales no reaccionen ante esta situación, las comunidades escolares nos merecemos condiciones mínimas para poder realizar la labor docente y nuestros estudiantes se merecen un espacio acorde para recibir la formación que necesitan”.

Por su parte, el presidente del comunal Llanquihue, Carlos Paredes Huenchucheo se refirió a la paralización de la escuela Los Pellines, expresando que “El sostenedor se comprometió a resolver los problemas en el plazo de  cuatro meses. Empezar una etapa de implementación de la sala de computación, también resolver la ayuda profesional para niños con necesidades educativas especiales de forma permanente. Mi impresión es que fue una paralización provechosa porque logramos avanzar en varios temas y la implementación de materiales en aras de un aprendizaje de mejor calidad para las y los estudiantes”.

 

Loading

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.