EN YUMBEL SE SIGUEN MANIFESTANDO PARA DECIRLE NO AL CIERRE DE TRES ESTABLECIMIENTOS EDUCACIONALES

Más de 200 vehículos recorrieron las principales calles de Yumbel, Región del Bíobio, para decirle NO al cierre de dos escuelas y un liceo, cuya continuidad esta en la cuerda floja desde que en el mes de septiembre el alcalde José Sáez anunciara que ésta sería la mejor solución para paliar la crisis financiera municipal, que llegaría a un déficit de 1.600 millones de pesos. Situación que apoderados, asistentes de la educación y docentes no están dispuestos a aceptar. En ese contexto, la semana pasada el presidente nacional del Magisterio, Carlos Díaz Marchant, viajó hasta la zona para mediar en el conflicto y mantener una conversación con el edil, donde le hizo ver otros caminos para salir de esta compleja condición sin perjudicar a las comunidades educacionales.

Los establecimientos perjudicados serían las escuelas de Canchillas y de Cerro Parra, además del liceo Diego Portales, el que posee educación regular y especial, desde básica hasta enseñanza media y cursos laborales en donde jóvenes con necesidades educativas tienen la oportunidad de desarrollarse. En este tramo se encuentran estudiantes de hasta 23 años. Para Tomás Bernales, profesor de historia en el liceo Río Claro y presidente del Colegio de Profesores Comunal Yumbel, la situación es crítica: «En el caso de cerrar estos establecimientos la solución que da el edil es reubicar a los estudiantes, pero esto significaría un debilitamiento de la educación pública y el despido de un número significativo de asistentes de la educación y docentes. El Ministerio de Educación está instando al Alcalde a tomar este camino, sin embargo confiamos en que las gestiones que hemos hecho como Magisterio puedan revertir está situación».

De hecho, luego de que el presidente nacional del gremio docente se reuniera con el alcalde de Yumbel se abrió la posibilidad de que las y los representantes de las comunidades educativas afectadas se encuentren esta semana con la Comisión de Educación del Consejo Municipal para preparar una reunión con el Seremi de Educación, en donde se presentaría un petitorio para ayudar a estas escuelas. Para Carlos Díaz Marchant el problema de fondo es que hay un evidente abandono de la educación pública, lo que se ha traducido en una baja de matrícula en establecimientos de este tipo fortaleciendo el mercado privado de la educación. Sin embargo, es deber de las organizaciones que defienden la educación como un derecho humano fundamental no dar su brazo a torcer y seguir buscando todas las vías para que el Caso de Yumbel no se siga repitiendo en todo Chile, plantea el dirigente.

Respecto a lo mismo, Jorge Barriga, presidente del Colegio de Profesores de la Región del Biobío, ahondó en una entrevista para el Diario de Concepción: “Al gobierno le gusta hablar de la oferta y la demanda. Efectivamente, un colegio particular que te ofrece buenas instalaciones, ningún vidrio roto, marca una diferencia con el abandono que hay en la educación pública. Ahí es donde está nuestra crítica. Se nos dice: oye ustedes profesores no vayan a paro porque se van los estudiantes de las escuelas, pero tenemos que estar seis meses con un vidrio quebrado”, concluyó.

Loading

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.