PRIMERAS CONCLUSIONES DE LA ESCUELA DE VERANO CONSTITUYENTE

Bajo la consigna “en el Magisterio todas y todos decidimos” más de 400 docentes participaron del primer día de la Escuela de Verano Constituyente organizada por el Colegio de Profesoras y Profesores de Chile. Iniciativa que para el presidente del Magisterio, Carlos Díaz Marchant, se posiciona como una de las estrategias para estar en la primera línea para escribir la nueva Constitución que el pueblo de Chile se merece.

A través de la plataforma Zoom, el Dirigente Nacional, Carlos Ojeda,  fue el encargado de moderar y dar la palabra a cada uno de los grupos de trabajo que prepararon una síntesis de la jornada que estuvo dedicada a discutir, a través de 7 ejes, el tema “Gobierno y Estado”. De la síntesis emergieron propuestas ante preguntas tan importantes del tipo “¿Qué es lo que entendemos cómo sociedad en el contexto que estamos viviendo?” Una de ellas la planteó la profesora Doris Cid, de la comuna de Isla de Maipo: “visionamos a una sociedad cuyo foco sea el desarrollo integral del ser humano, donde nos reconozcamos entre todas y todos, donde podamos construir en igualdad de derechos.”

Otros grupos realizaron un diagnóstico de la situación actual señalando: “es necesario avanzar hacia una democracia participativa real, la democracia representativa en términos liberales ya quedó caduca y no da cuenta de los intereses de las mayorías”; relacionado a este tema, se comenzaron a abrir otras preguntas como: ¿Qué es lo que queremos que se entiendan como Bienes Comunes?. Otro grupo dio una respuesta: “consideramos bienes comunes de los cuales usufructúan y se benefician todos los integrantes de una sociedad”, planteando que se debe redefinir el concepto de Bienes Comunes por recursos naturales y derechos sociales y para ello es importante reconsiderar la estructura política, social y económica que rige en el país.

El resultado de estas jornadas de trabajo será materializado en un documento que será entregado a las y los profesores que serán candidatos en las próximas elecciones para convencionales constitucionales  y, así, asediar al proceso institucional y avanzar en un verdadero Proceso Constituyente.