PRESIÓN DE PROFESORES Y COMUNIDADES EDUCATIVAS OBLIGA AL GOBIERNO A SUSPENDER SIMCE 2020

Luego de semanas de campañas del Magisterio, apoderados y estudiantes; de la presentación de un proyecto de ley en el Congreso y de recomendaciones directas de la Mesa Social COVID-19; la entidad encargada del MINEDUC informó oficialmente que el SIMCE 2020 solo tendrá un carácter acotado, muestral y con participación voluntaria de algunas escuelas.

“Empezamos a decir desde abril que aplicar el SIMCE era absurdo, no tenía ni un sentido y era botar plata. Fuimos muy insistentes, hicimos encuestas, nos comunicamos con nuestros apoderados, con los sostenedores, nos reunimos con investigadores, académicos, hicimos foros y siempre la conclusión categórica fue que en este contexto el SIMCE no tenía ningún sentido, que solo ejercía una presión absurda a las comunidades y que detrás de todo esto había un gran negocio asociado”, planteó Mario Aguilar, Presidente del Colegio de Profesoras y Profesores.

“Llamo a estar muy atentos a que el carácter muestral no vaya a ser que se pretenda seguir gastando las mismas platas y seguir manteniendo el negociado que está detrás del SIMCE. Lo digo con toda responsabilidad, detrás de esto hay intereses económicos”, agregó Aguilar.

La suspensión de la prueba SIMCE es una de las acciones que ha movilizado al gremio docente durante la crisis por COVID-19, la que se suma a la exigencia de la suspensión de clases presenciales mientras exista riesgo para la salud de estudiantes y trabajadores de la educación y el llamado a redestinar los fondos del SIMCE y la Evaluación Docente a las urgentes necesidad de conectividad de alumnos y maestros durante el desarrollo de clases a distancia debido al coronavirus.