DÍA DEL PROFESOR Y LA PROFESORA: UNA CONMEMORACIÓN CON MUCHOS PENDIENTES HACIA EL GREMIO DOCENTE

El Colegio de Profesores saluda a todas y todos los maestros del país, quienes de norte a sur hacen pedagogía en cada jornada y aportan decididamente en la educación de sus estudiantes. Sin embargo, esta tradicional celebración que se realiza año a año tiene un sabor amargo esta vez: son múltiples las demandas del Magisterio que no han sido escuchadas. “Este Día del Profesor y la Profesora nos pilla en un momento complejo”, afirma Mario Aguilar, Presidente del profesorado.

“En el Día del Profesor y Profesora queremos ser más escuchados, queremos que se tome la experiencia que nosotros tenemos sobre lo que pasa realmente al interior de las escuelas, que se acoja lo que estamos planteando porque todo lo que planteamos hoy día es para una mejor educación, es para que los niños y niñas de Chile tengan mejores posibilidades y sacar los lastres que el sistema arrastra hoy día y que no nos permiten llevar adelante esa tarea de la mejor forma”, plantea el líder de los profesores.

La celebración a los docentes de Chile es una tradición instalada en el país desde 1943, año en que se instituyó el Día del Maestro, posteriormente llamado Día del Profesor. La efeméride ha cambiado de fecha con el pasar de los años y también ha variado el homenaje que se pretende hacer con ella: originalmente conmemoró a Doningo Faustino Sarmiento, luego a Gabriela Mistral y en la actualidad el día rememora la fecha de fundación del Colegio de Profesores, en 1974.

Durante la jornada y en los días cercanos ya es una costumbre que estudiantes, apoderados y compañeros de labores saluden y celebren a los docentes en sus comunidades escolares. Los profesores reciben el aprecio en sus localidades y se organizan actividades y eventos celebratorios, que los maestros agradecen y recuerdan. Sin embargo, y pese a la oficialidad de la celebración, es a nivel de Gobierno donde el gremio docente reclama la falta de escucha y consideración.

“Sabemos lo que pasa en las escuelas, sabemos los cambios que hay que hacer y entendemos y sentimos que muchas veces las autoridades en vez de ser un aporte, un apoyo a lo que hacemos, son más bien una carga y por eso reivindicamos cambios en la concepción de escuela y la concepción educativa que por tantos años ha estado en Chile y que ha fracasado”, comenta Mario Aguilar.

“En este día, reivindicamos que la Educación sea más pedagogía y menos negocio, sea más desarrollo humano y menos ránking, sea más colaboración y menos individualismo y menos competencia”, concluye el Presidente del Magisterio.