NOBEL DE ENSEÑANZA: “LA EDUCACIÓN EN CHILE ESTA MUY DESENFOCADA”

Eligio Salamanca, premiado profesor rural por el concurso Global Teacher Prize 2016, realiza una profunda crítica a la educación de nuestro país.

El docente que se desempeña en la Escuela Quelhue de Pucón, reconoce la necesidad de avanzar en el camino de la educación integral y el escaso protagonismo que se le otorga al profesorado en la transformación de la educación chilena.

¿Qué es el Global Teacher Prize?

Desde el año pasado, la fundación Elige Educar trajo la versión del Nobel de Enseñanza que se realiza hace tres años en el mundo, con el nombre de Global Teacher Prize. Yo resulté el ganador del primer año y junto con otro profesor de Recoleta, quedamos dentro de los 50 finalistas de los mejores profesores del mundo. Ahora se lanzó el proceso de este año.

 ¿Qué importancia le das a ser el primer destacado chileno del premio “Nobel de la Enseñanza”?

Es muy importante, porque esto va en profunda sintonía con lo que el Colegio de Profesores está impulsando. El Global Teacher Prize intenta, justamente,  poner a los profesores en el sitial que merecen; como los principales protagonistas de los cambios y avances que pueda tener cualquier país. Ni el MINEDUC hace un reconocimiento tan alto y explícito para los profesores.

¿Cuál es a tu juicio el sueño de los profesores de Chile?

El sueño que tenemos los profesores de Chile es que se nos tome más en cuenta, se nos valide más como principales actores de la educación que queremos. Los profesores de Chile buscamos una educación más integral, en sintonía con los contextos y la contingencia local, con las necesidades de cada comunidad. Queremos una educación más personalizada, diferenciada para las escuelas, porque no es posible que las escuelas pequeñas de 20 o 30 alumnos, tengan las mismas exigencias administrativas que tienen las escuelas de 2 mil o 5 mil alumnos, donde parece que lo principal no es lo pedagógico, sino por el contrario, lo administrativo, la rendición de cuentas, en fin. Creo que la educación en Chile está muy desenfocada.

¿Crees en la capacidad transformadora de la educación?

Creo que la capacidad transformadora la tenemos principalmente los profesores, porque somos nosotros los que desarrollamos la educación real que es la que se hace en la sala de clase, directamente con los estudiantes. Cualquier otra iniciativa, cualquier otra política o intención de tener un sistema de educación de calidad, no va a responder a eso si es que no confiamos y ponemos a los profesores en ese sitial que te mencionaba. Somos los únicos actores del sistema educativo que tenemos la posibilidad y la formación profesional para lograr aquello.

En ese sentido, ¿crees que el proyecto del gobierno sobre Nueva Educación Pública, como también la nueva ley de Carrera Docente colaboran en esa dirección; en levantar la profesión del profesor y ponerlo en este sitial que mencionabas?

La respuesta que ha dado el profesorado en cuanto a la sintonía con esos proyectos, ha sido clara. Ha faltado mucho escuchar a los profesores, ha faltado mucho darle protagonismo a los docentes e ir desarrollando políticas educacionales, donde los profesionales de la educación seamos considerados como los que conocen cabalmente las necesidades y las mejoras que se tienen que hacer en la sala de clase.

¿Qué tipo de beneficios crees que otorga una educación humanizadora y un tipo de evaluación más integral, respecto de una educación basada en rendimientos y evaluaciones estandarizadas?

A mi juicio existen dos caminos en la educación que nosotros podemos impartir. Uno es entendido por los buenos resultados cuantitativos que se pueden obtener en pruebas estandarizadas. Es como pensar que uno coloca conocimientos en un estudiante como si fuera poner artículos en una mochila y al cabo de un lapso de tiempo, revisar si en la mochila el estudiante tiene todo, y de acuerdo a lo que tiene poner un puntaje. Me refiero a las pruebas estandarizadas, como el SIMCE  y la PSU. Pero por otro lado está el camino de la educación para la vida. Formar habilidades para la vida es algo que está muy alejado del sistema educacional chileno, porque está en la intención pero no en la acción.

¿Qué es para ti la calidad de la educación?

Es aquella capaz de entrenar a una persona para que pueda dominar su futuro, para ser feliz y para hacer feliz a los demás.