GRAN CONVOCATORIA MARCÓ MOVILIZACIÓN CONTRA LOS SLEP A NIVEL NACIONAL

El llamado resonó en todo Chile, en: Iquique, Talca, Valdivia, Copiapó, Tocopilla, María Elena, Cauquenes, Valparaíso, Isla de Maipo, Santiago, Chillán, entre otras ciudades; el gremio docente y las distintas organizaciones de trabajadoras y trabajadores de la educación, salieron a las calles para decirle NO a la implementación de los Servicios Locales de Educación Pública, modelo de gestión que según los manifestantes mantiene intactos los pilares centrales de la municipalización de la enseñanza, impuesta en dictadura, es decir, se sigue entendiendo la lógica del sostenedor como eje central de administración y la entrega de recursos económicos se basa en la asistencia media.

Con el fin de descentralizar la acción gremial, el presidente nacional del Colegio de Profesoras y Profesores de Chile, Carlos Díaz Marchant, se trasladó hasta la ciudad de Chillán, donde junto a cientos de docentes, trabajadoras y trabajadores de la Región de Ñuble avanzaron en modo de protesta hasta la Gobernación Regional. En el lugar, el presidente del Magisterio señaló: “Lo que nosotros exigimos es que haya una verdadera preocupación por la educación pública y que ésta sea una prioridad para el Estado y sabemos que en el marco de la actual Constitución eso es muy difícil porque ésta sustenta la lógica de entender la educación como una mercancía, de hecho el mismo Presidente de la República, Sebastián Piñera, la definió como un bien de consumo pero tenemos la esperanza de que esto va cambiar por eso no queremos que en el año 2022 se implementen estos nuevos SLEP”.

Inicialmente el Ministerio de Educación consideraba implementar en marzo del 2022 quince nuevos SLEP, sin embargo gracias a las gestiones y presiones realizadas mancomunadamente entre el Magisterio y las organizaciones pertenecientes al mundo de la educación, por decreto de ley sólo se implementarán seis, la meta es que no se implemente ninguno. “Este modelo de los SLEP no da señales de que tendremos una educación de calidad, muy por el contrario vemos la debilitación de la misma, con despidos masivos y rebaja de la carga horaria para las y los trabajadores de la educación, por eso esta movilización es de carácter ascendente hasta que el Gobierno escuche nuestras demandas”, agregó desde Santiago, el dirigente nacional del Magisterio, Carlos Ojeda. Recordemos que antes de que se instalarán los 11 SLEP que actualmente están en funcionamiento, 1.870 trabajadores ejercían sus labores bajo la gestión municipal, y que con la llegada de este modelo de gestión se dejaron fuera a 1.723, es decir, solo el 8% tuvo continuidad laboral.

En las próximos días el presidente nacional del Magisterio entregará detalles de cuáles serán las próximas acciones que se realicen a nivel nacional para frenar este sistema. Además desde Chillán, hizo un llamado especial  a la Convención Constitucional, para que a través de la Nueva Carta Magna por fin en Chile se posicione a la educación como un derecho humano fundamental a través del cual se sustente el desarrollo de una sociedad más justa, igualitaria y con dignidad.