PRESIDENTE DEL MAGISTERIO SE REÚNE CON DOCENTES DESPEDIDOS EN HUASCO

Una de las principales preocupaciones del presidente nacional del Colegio de Profesoras y Profesores de Chile, Carlos Díaz Marchant, en su visita a las comunas de la Región de Atacama, fue conocer en terreno las realidades de las comunidades educativas locales. En este contexto, hoy mantuvo una reunión de carácter presencial con algunos de los 16 docentes que fueron desvinculados de las escuelas de la comuna de Alto del Carmen, Vallenar, Freirina y Huasco por parte del Servicio Local de Educación Huasco, debido a los resultados de la Evaluación Docente.

En la ocasión, el presidente del Magisterio acompañado por el Alcalde de Huasco quien también es profesor, Genaro Briceño Tapia, le prestaron todo su apoyo a las y los profesores quienes les expusieron en detalle todas las aristas del caso. “La evaluación de estos colegas ha tenido una serie de irregularidades que ya se las hemos planteado a la autoridad competente, por otro lado estamos gestionando con distintas autoridades del Senado para dejar sin efecto estos despidos porque además, no se han desarrollado los planes de superación que aparece expresado en la Ley y que debieran haberse implementado en su momento cuestión que el Ministerio de Educación jamás hizo”, agregó Díaz Marchant.

Recordemos que hace un mes, este grupo de docentes se manifestó en la comuna de Huasco, el mitin fue cubierto por algunos medios locales, entre ellos “El Noticiero del Huasco” quien público algunas de sus declaraciones: “Es una situación inaceptable y con la falta de docentes que hay. Tenemos dos profesores con licencia psiquiátrica y no han mandado ni un reemplazo, y ahora van a sacar tres profesores y ¿Cuándo llegarán los reemplazos? Van a perjudicar a los alumnos”, señaló el profesor Odín Pinar. Otra de las profesores desvinculadas, Rosa Farías, agregó que: “la evaluación docente no refleja la trayectoria y el trabajo, años de expertiz y capacitación que tenemos cada profesor. Es una ley que se hizo para fortalecer y apoyar, no para hacer punitiva. El castigo es peor que a un ladrón, cinco años sin poder trabajar”.