ESTUDIO SOBRE LAS EMOCIONES DE LOS DOCENTES EN PANDEMIA ARROJA PREOCUPANTES RESULTADOS

Desde que se inició la pandemia, los docentes del país pueden pasar hasta 14 horas diarias frente al computador: a la realización de las clases, se le ha sumado responder las 24 horas las dudas de sus estudiantes y apoderados y además, atender el trabajo administrativo. Ante tal situación, el Centro de Investigación y Mejoramiento de la Educación de la Facultad de Psicología de la U. del Desarrollo, realizó una encuesta sobre las emociones que sienten los docentes que trabajan de forma remota y estos fueron los principales resultados.

La encuesta fue contestada por 842 profesores, 82% se trató de mujeres, mientras que un 18% de hombres. La mayor parte de los participantes se encontraba en un rango de edad entre 30 y 49 años (65%), seguido por el rango de 50 años o más (22%) y menor a 29 años (13%). De estos docentes, 35,4% reportó trabajar en establecimientos públicos, 33,2% en subvencionados, 25% en particulares, y 5,6% en otro tipo de dependencia. La mayor parte de los profesores provenía de la Región Metropolitana (41,2%) y la Región del Biobío (32,3%), el porcentaje restante se distribuyó entre todas las regiones del país.

Al preguntarse sobre las emociones más comunes durante la educación remota en pandemia, el 77% de los docentes reporta sentir estrés, 49,8% frustración, 41% angustia, 31,4% impotencia, 27,1% inseguridad, 17,3 desorientación y 9,8% aburrimiento. En ese sentido, expertos coinciden en que la falta de herramientas, la mayor carga laboral y la relación con los alumnos inciden en los síntomas. Con respecto a la presencia de sintomatología en este ámbito, los profesores reportan sentir ansiedad (59%), insomnio (55,1%), irritabilidad (29,8%), aumento del apetito (26,6%), y desánimo (22,8%). También informan observar sintomatología en sus estudiantes, siendo lo más prevalente el desánimo (62%), la ansiedad (58%), irritabilidad (47,8%), estrés (41,8%) y tristeza (30,6%).

Al respecto, el presidente del Colegio de Profesoras y Profesores de Chile, Carlos Díaz Marchant, señaló que esta situación es causada porque “no hay una normativa que defina cuál es el trabajo efectivo que se debe realizar y las condiciones de éste y, por lo tanto, hay un total abuso por parte de los empleadores cuando le exigen a los docentes labores que están más allá de las que están estipuladas en sus contratos de trabajo. Por otra parte, la mayoría de los profesores han tenido que sacar dinero de sus bolsillos para financiar la educación pública en pandemia, comprando computadores, contratando planes de internet y trasladando material pedagógico a sus estudiantes”.

El presidente del Magisterio también agregó que es urgente tener una normativa que regule esta situación e implementar el sistema de 50 y 5o, es decir, 50% de horas curriculares no lectivas y 50% de clases, o bien la “pausa pedagógica” que significaría que se desarrollen tres semanas de clases telemáticas y una semana donde los estudiantes descansan y los profesores realizan otras labores, que son las que están sobre sobrecargando diariamente sus jornadas laborales.

A continuación, el estudio “Emociones y Salud Mental de los Profesores en la Educación Remota en Pandemia” del Centro de Investigación y Mejoramiento de la Educación de la Facultad de Psicología de la U. del Desarrollo

Emociones y salud mental de los profesores en la educación remota en pandemia.

Puede ver y descargar este documento también AQUÍ