CORTE DE APELACIONES DE SAN MIGUEL LIBERÓ A PROFESOR ROBERTO CAMPOS WEISS

Tribunal de alzada capitalino dictaminó el término de la prisión preventiva para el docente y reemplazó esa medida cautelar por arresto domiciliario nocturno, firma semanal y prohibición de acercarse al Metro. En torno al maestro se había levantado una amplia campaña de solidaridad y de rechazo a la desproporción del castigo y a que el Gobierno hubiera invocado la Ley de Seguridad del Estado (LSE) en su caso.

“Es espantoso estar acá, fue injusto, fue un castigo desmesurado 56 días. Quisiera agradecerle a muchas personas que sin conocerme me apoyaron, a mi familia, al Colegio de Profesores, al colectivo feminista y a un montón de gente más que me apoyó y que marchó conmigo. Estoy completamente agradecido”, dijo el profesor Campos Weiss a su salida de la Cárcel de Alta Seguridad.

“Un chivo expiatorio, eso fui. Este castigo fue desproporcionado, fueron exactamente 56 días y es espantoso estar acá encerrado, el encierro es una cosa atroz, estuve el 88% del día encerrado. Fui tratado igual que los demás, quizás con cierta empatía porque los funcionarios sabían que yo no era y que no soy un delincuente,” agregó el docente.

Roberto Campos Weiss es profesor de matemáticas y docente universitario y al comienzo del Estallido Social que aún se vive en Chile rompió un torniquete en una estación del Metro de Santiago. Pese a que reconoció los hechos y se trató de una acción espontánea y que solo provocó daño material, el Gobierno se querelló e invocó la LSE, logrando que el docente estuviera 56 días tras las rejas. Un amplio movimiento de solidaridad de múltiples organizaciones, entre ellas el Magisterio, abogó por su liberación, un juicio justo y una pena proporcional.