A UNA SEMANA DE SU INSTALACIÓN: UN BALANCE DEL “CAMPAMENTO DIGNIDAD”

Los directivos de Unidad Social que participan en la ocupación de la Plaza de los Tribunales, ubicada entre las sedes del poder judicial y el legislativo, entregan una evaluación de esta iniciativa que definieron como la toma del espacio público para que el pueblo pueda expresarse en medio del estallido social que atraviesa el país. Un campamento con más de 30 carpas instalado en pleno centro de Santiago donde a diario se realizan foros, conciertos y exposiciones con diversas temáticas de la contingencia que ha sido expresadas por gremios, sindicatos, organizaciones sociales y la ciudadanía en general.

“Cumplida una semana se ha transformado en un espacio de soberanía ciudadana. Es un acto de desobediencia civil pacífica, lo sabemos porque no hemos pedido autorización ni las formalidades legales y creemos que es un acto profundamente democrático el que hemos hecho, como lo es recuperar el espacio público para que el pueblo pueda expresarse en medio del poder legislativo y poder judicial”, describió Mario Aguilar, Presidente del Colegio de Profesores.

“Nuestra intención es visibilizar que el movimiento social no se detiene y que la movilización sigue, que es el pueblo el que está abriendo la discusión. No son las cúpulas, no es la casta política y no es la élite que se ha negado a perder sus privilegios, sino que es el mismo pueblo quien está abriendo el debate y en ese sentido este acampe se transforma en una herramienta más que tiene hoy día nuestra gente”, agregó Doris González, Vocera Nacional de Ukamau.

Durante siete días en el Campamento Dignidad se han realizado foros sobre pensiones, educación, vivienda, derecho al agua, entre otras actividades. Destacan el aporte de músicos de distintos estilos y ritmos, como también la puesta en escena de cuadros de danzas y exhibición de documentales.  Un acampada que implica un esfuerzo logístico de alimentación, carpas y baños químicos instalados en el sitio, como también la activa colaboración de los ciudadanos a través de aportes en comida y agua.

“Estamos teniendo un promedio de 50 personas que se quedan a acampar acá, lo que es bastante respetable porque no es fácil. Nosotros los dirigentes nos hemos quedado dos o tres noches a acampar acá y es complejo, pero demuestra que hay una nueva mística del movimiento social que se construye sobre la base de sacrificarnos en beneficio a las demandas que estamos intentando levantar”, apuntó Luis Mesina, Vocero Coordinadora NO+AFP.

Al igual que en municipios y en internet, en el campamento de Unidad Social también se habilitó un punto de votación durante la Consulta Nacional realizada este domingo 15 de diciembre. “Nos parece una buena muestra que la gente quiere ser escuchada y una buen ejercicio democrático la Consulta a pesar de todos los inconvenientes que tuvo su realización. Nosotros desde acá estamos interpelando al poder legislativo a que de curso a una Asamblea Constituyente de verdad, sin letra chica y sin trampas. Interpelando al poder judicial que resguarde y proteja los Derechos Humanos, que se siguen violando. Aquí hemos estado además construyendo el Chile que queremos. En los hechos hemos estado haciendo una Asamblea Constituyente en la calle”, agregó Mario Aguilar.

“Se produjo una manifestación contundente de la ciudadanía, que a pesar de que no todas las comunas tuvieron esta consulta, hubo una respuesta contundente sobre el cambio constitucional. Acá el Campamento Dignidad tiene esa impronta de abrir la democracia, de expresar lo que el pueblo necesita, que son cambios estructurales de este modelo”, sostuvo Doris González.

“La demanda por las pensiones aparece en todas las encuestas como entre las más sentidas por los chilenos y eso es transversal. En el plebiscito se expresó la misma demanda y qué responde el gobierno, manteniendo intacto el sistema de cuentas individuales que ha sido un absoluto fracaso. Solo con reparto se pueden mejorar las pensiones de los actuales jubilados”, finalizó Luis Mesina.