Juan Soto, tesorero nacional Colegio de Profesores, “El populismo y la irresponsabilidad pueden tentar a muchas personas utilizando el dolor de la gente y aumentar las expectativas con este sentido problema. Nosotros no perdemos de vista el objetivo y somos rebeldes frente a las circunstancias, solicitamos que se cumplan los compromisos y se entregue una solución a este daño que el Estado a través de los sucesivos gobiernos no ha podido dar una solución.”

Cuando gana la selección chilena todos nos ponemos contentos por el gran momento que vive el deporte chileno entregando valores y principios dignos de ser imitados. Sin embargo, una vez que la marraqueta se siente más crujiente y el té más dulce como se suele decir, volvemos todos a nuestra realidad y comienzan a reflotar los problemas que nos aquejan. Ese veranito de San Juan da paso a una nueva mirada de la vida, tal vez más optimista, pero que nos invita a seguir luchando.

Como profesores tenemos un campeonato pendiente por ganar, nuestra propia Copa América. La cual nos arrebató la dictadura cívico-militar y hoy  continuamos dando la lucha, se trata del daño que sufrimos miles de profesores al ser traspasados desde el Estado a un sistema municipal de educación. La deuda histórica es la principal bandera de lucha del Magisterio, hoy es justo y necesario buscar una reparación a este daño previsional y salarial que afectó, no solo a los traspasados, sino que a todos los docentes del país, esto debido a que el piso salarial de los profesionales de la educación se vio afectado por este tan mentado traspaso.

La Asamblea Nacional del Colegio de Profesores, principal ente de toma de decisiones del Magisterio, mandató a su directiva nacional a realizar una ofensiva para buscar una reparación a este daño. Hoy estamos haciendo todos los esfuerzos para que el Estado de Chile entregue una salida a la deuda histórica. Como parte de la Comisión Deuda Histórica, soy respetuoso de la institucionalidad del gremio. Por este motivo y con mucha responsabilidad quiero señalar que el Estado de Chile es el responsable de reparar este daño.

El Colegio de Profesores, a través de su conducción y mandatado por la Asamblea Nacional, está haciendo todas las gestiones para llegar a una solución digna a este sentido problema del profesorado chileno.

El populismo y la irresponsabilidad pueden tentar a muchas personas utilizando el dolor de la gente y aumentar las expectativas con este sentido problema. Nosotros no perdemos de vista el objetivo y somos rebeldes frente a las circunstancias, solicitamos que se cumplan los compromisos y se entregue una solución a este daño que el Estado a través de los sucesivos gobiernos no ha podido dar una solución.

Pronto el Colegio de Profesores entregará formalmente su plan de acción a la opinión pública en general y al profesorado en particular. Nuestra misión es fomentar, respaldar y luchar por una solución justa a la deuda histórica, sepan que nuestro mandato es claro y más allá de la resolución de la Asamblea Nacional, estamos haciendo todas las gestiones para una reparación a este daño provocado por la dictadura cívico-militar.

Un saludo fraterno,

Juan Soto

Tesorero Nacional Colegio de Profesores de Chile A.G.

Twitter: Sotojsoto