Edificio del establecimiento fue vendido hace un mes y su inmobiliario fue retirado en su totalidad entre el 17 y 19 de septiembre.

Iquique, 23 de septiembre 2015.- De la noche a la mañana  y sin previo aviso el Colegio particular subvencionado Little Stars de la comuna de Iquique cesó sus funciones, dejando a 56 de sus estudiantes sin un lugar de estudio, siete profesionales y tres funcionarios de la educación sin su fuente laboral.

“El 11 de septiembre fue el último día de funcionamiento del establecimiento que luego del receso por las fiestas patrias apareció cerrado con candados, por lo que inmediatamente los apoderados se comunicaron con el Magisterio y con el Seremi de Educación”, manifestó el presidente del Regional Tarapacá del Colegio de Profesores, Pedro Cisterna, 

“Entre el jueves 17 de septiembre y sábado 19 retiraron todos los muebles del establecimiento, dejándolo vacío, incluso se llevaron carpetas con documentación importante para reubicar a los estudiantes”, agregó el dirigente regional.

El Seremi de Educación de Tarapacá, Francisco Prieto, manifestó que “el sostenedor ingresó un documento a la oficina de partes de la Seremi, indicando que iba a cerrar, pero efectivamente el colegio ya estaba cerrado.”

Este recinto contaba con una matrícula de 56 estudiantes, siete profesores y tres funcionarios, de cuales todos se encuentran en una situación de incertidumbre por su futuro laboral y académico.

El dirigente regional del Magisterio, Pedro Cisterna, “dijo que el Regional Tarapacá del Colegio de Profesores se encuentra haciendo las gestiones para reubicar a los docentes en liceos municipales y entregando las asesorías legales que requieran para enfrentar esta situación”.

La sostenedora del colegio, Sonia Del Carmen Montaño Valdivieso, que es parte de una sociedad, “entregó una carta a los funcionarios  que indicaba que los finiquitos estaban en una notaria de la ciudad. Dos de los siete profesores firmaron el finiquito por lo que les estamos estregando nuestra ayuda”, indicó Cisterna.

Entre los estudiantes afectados se encontraba un curso de kínder que ya se encuentra reubicado en un liceo bicentenario, del mismo modo que la mayoría de los estudiantes que están matriculados de forma provisoria, por la falta de su documentación, en distintos liceos municipales.

Con respecto a la baja matricula de este establecimiento y su falta de financiamiento, Pedro Cisterna dijo que “aquí hay una clara responsabilidad tanto de la SEREMI de Educación como de la Superintendencia que no fiscalizan con tanta celeridad a los colegios particulares subvencionados como a los municipalizados”.

Frente a esta situación calificada como “un hecho delictual, nos hemos dado cuenta que el inmueble estaba vendido hace más de un mes, sin conocimiento de los apoderados, de la superintendencia, ni de la Seremi de Educación”, puntualizó Pedro Cisterna.

El Regional Tarapacá del Colegio de profesores, se encuentra realizando todas las gestiones para reubicar a los docentes afectados por este imprevisto cierre de un colegio que ya no contaba con la matrícula suficiente para su funcionamiento.

Departamento de Comunicaciones

COLEGIO DE PROFESORES DE CHILE A.G.