Colegio de Profesores expuso su posición respecto al proyecto de ley que extiende hasta el 2024 la bonificación para los docentes.

Valparaíso, 22 de junio 2016.-“Esta es una demanda muy sentida del profesorado y responde a una situación muy esperada por todos. En el debate de carrera docente siempre estuvo pendiente el tema de la salida, más aún considerando el problema de las pensiones por lo que esto responde a esta necesidad”. Con estas palabras el presidente del gremio, Jaime Gajardo, se refirió al proyecto de ley que extiende el bono de incentivo voluntario al retiro, hasta el año 2024.

En su primer trámite constitucional, la Comisión de Educación del Senado aprobó por unanimidad y despachó a su similar de Hacienda la iniciativa del Ejecutivo, para posteriormente pasar a la votación en sala de la Cámara Alta.

“Sentimos que se ha recogido gran parte de lo solicitado por el Colegio de Profesores. Considerando que es un gran avance, tiene aspectos perfectibles como la mecánica de reajustabilidad. Podría ser de acuerdo al sector público porque se va poniendo de resguardo el poder adquisitivo. También esperamos que los docentes puedan complementar los 11 años de trabajo en distintas municipalidades debido a la movilidad de los profesionales de la educación que se vive en la actualidad,” agregó Jaime Gajardo.

La exposición del Magisterio se realizó en el marco de la invitación formulada por el presidente de la Comisión de Educación del Senado, Ignacio Walker, para conocer la opinión de la Orden Gremial respecto a la iniciativa del Ejecutivo, que permite a los docentes en edad de jubilar acceder a la bonificación voluntaria establecida en la ley N° 20.822.

En la sesión estuvo presente la ministra de Educación, Adriana Delpiano y Jocelyn Sánchez, representando a la Asociación Chilena de Municipalidades, entre otras autoridades.

El presidente del gremio también señaló que “por el tema del bono han llegado muchas quejas por lo lento del trámite y la burocracia. Hay temas muy graves como el caso de Cerro Navia. Pedimos que en el reglamento se establezca un mecanismo más ágil para hacer efectivo el pago de la bonificación”.

Por su parte, el tesorero nacional del gremio, Juan Soto, indicó que este proyecto de ley “que extiende por ocho años más es un gran avance que debemos valorar. Por cierto hay situaciones perfectibles y nosotros enfatizamos en que nuestro objetivo es conseguir un bono permanente”.

De aprobarse la bonificación por retiro voluntario de los profesionales de la educación, podrá beneficiar a 20 mil docentes, con un pago máximo de 21 millones 500 mil pesos, para los profesores con 37 y hasta 44 horas de contrato, siendo proporcional para los docentes con menos horas.

En este sentido, El presidente de la Comisión de Educación del Senado, Ignacio Walker, calificó como “un esfuerzo inédito en la historia de Chile un proyecto de ley que dispone de 359 mil millones de pesos, equivalente a 500 millones de dólares.”

El monto a pagar es de libre disposición, reajustable según el I.P.C., heredable considerando ciertos requisitos, compatible con el bono post laboral y voluntario.

Esta bonificación se logró gracias al profesorado, la conducción del Colegio de Profesores y su Asamblea Nacional que siempre tuvo una actitud abierta al diálogo para encontrar un mecanismo de salida a la carrera docente, que consideraba la formación inicial y capacitación continúa de los profesores.

Departamento de Comunicaciones

COLEGIO DE PROFESORES DE CHILE A.G.