PROFESORES EXIGEN QUE SE DECRETE ZONA DE CATÁSTROFE EN QUINTERO Y PUCHUNCAVÍ

El Colegio de Profesores se reunió con el Colegio Médico de la V Región para abordar las reales consecuencias sanitarias del conflicto medioambiental y la necesidad de articularse para exigir a las autoridades del Gobierno medidas concretas que frenen el avance de la contaminación.

El Director Nacional del Colegio de Profesores, Hugo Gerter, asistió a una reunión de coordinación con el Colegio Médico y dirigentes comunales del Magisterio. En dicha instancia, acordaron la necesidad de exigir al gobierno de Sebastián Piñera que decrete Zona de Catástrofe en las comunas de Quintero y Puchuncaví, con la intención clara de detener las faenas del cordón industrial que ha desatado este conflicto que ya alcanza las 500 personas afectadas por intoxicación.

“Las plantas tienen que parar. No podremos descontaminar la zona si no paran las plantas en algún minuto para provocar la limpieza que se requiere. Debemos exigirle al gobierno que tome esa medida concreta y así mejorar la situación de los profesores y estudiantes de esas comunas”, aseguró el Dirigente Nacional del gremio docente, Hugo Gerter.

A su vez la Presidenta Comunal del Colegio de Profesores Puchuncaví, Paola Cortes, coincidió con el dirigente afirmando que mientras sigan funcionando las industrias ningún plan de descontaminación será efectivo. “Lo que tenemos que hacer actualmente es presionar por distintas vías para lograr que se esto suceda. Buscar apoyo político de manera transversal es una de esas acciones, porque lo fundamental es que el Gobierno baje los niveles de contaminación que hoy se les permite a las industrias. Hay una preocupación muy lógica en la comunidad, además de mucha rabia”, concluyó Cortes.

El lunes recién pasado, luego de que el Gobierno levantara la alerta amarilla en la zona y los estudiantes volvieran a sus establecimientos educacionales, un centenar de ellos debieron ser internados por presentar evidentes signos de intoxicación. Los docentes y médicos de la ambas localidades se mantienen buscando soluciones conjuntas para superar esta crisis medioambiental.