NUEVOS DIRECTORIOS INICIARON SUS ACTIVIDADES ESTA SEMANA

A lo largo del país, las y los nuevos dirigentes del Colegio de Profesoras y Profesores se han posicionado en sus directorios comunales, territoriales y regionales. Sus roles son clave en la defensa de los derechos laborales y salariales de los docentes, como también en la generación de acciones y planes de trabajo cuyos objetivos sean acordes a las necesidades de las comunidades.

Este es el caso de la Dirección Comunal de María Pinto, donde la directiva saliente encabezó un acto para la firma de los dirigentes entrantes: Carol Carrillo Pozo como presidenta; Liliana Tapia Muñoz como tesorera y Juan Pablo Morales como secretario; y para reconocer la labor y trayectoria de quienes no siguen en su cargo. Es el caso de la Sra. Mery Vergara Espinoza, profesora de educación general básica que fue en dos periodos presidenta de la Dirección Provincial de Melipilla y anteriormente secretaria y tesorera, quien recalcó que “el compromiso con el gremio no se termina con el cargo pues hay una misión mayor que es darle un apoyo constante a los docentes”.

“Hemos gestionado de manera directa con las profesoras y profesores darle rápidamente solución y apoyo a sus problemas, pues existen muchas injusticias. Por ejemplo en Melipilla hay profesores de 70 años que aún están esperando sus bonos y, viendo esta situación, presionamos al Ministerio de Educación para que entregara los recursos para hacer efectivo el pago del bono de retiro de 17 profesores que estaban esperando desde el año 2017”, agregó la profesora Vergara.

En la actividad, que también incluyó la entrega de un galvano al nuevo presidente nacional del Magisterio, Carlos Díaz Marchant, en reconocimiento a su labor y apoyo durante su anterior gestión como presidente metropolitano del Magisterio. Los nuevos dirigentes reafirmaron que la vida y la salud de las comunidades escolares es lo primero, por lo cual el gremio rechaza que se retorne a clases presenciales el primero de marzo mientras las condiciones sanitarias no sean las óptimas.