COLEGIO DE PROFESORES EXIGE UNA VUELTA A CLASES SIN CUBILLOS EN EL MINEDUC

Gremio docente hizo una crítica evaluación del desempeño de la Ministra de Educación, Marcela Cubillos, y planteó la necesidad de que al momento de reiniciarse las actividades educativas en marzo el país cuente con una nueva autoridad a la cabeza del ministerio. Maestros aducen falta de agenda, de proyectos, de diálogo con actores educativos y de capacidad de reacción como las principales falencias de la Ministra cuestionada.

“No hay un solo proyecto de ley en el Congreso que tenga que ver con mejorar el trabajo en la sala de clases, mejorar las condiciones de los colegios, mejorar la infraestructura, mejorar el material didáctico, mejorar las condiciones laborales de los profesores y profesoras. Los únicos proyectos que se han materializado en el ámbito laboral son producto de un Paro de 51 días, no por iniciativa de la Ministra”, planteó Mario Aguilar, Presidente del Colegio de Profesores.

Por su parte, Hugo Gerter, Dirigente Nacional del Magisterio, señaló que “hoy todo Chile describe que se está viviendo un nuevo momento, sin duda hay un cambio de etapa, hay una sensibilidad nueva que se está expresando, obviamente también en la Educación. Y los actores de la educación han sido protagonistas e impulsores de esta transformación y estos cambios. ¿Y cuál ha sido el rol de la Ministra en este contexto? Solamente un rol de resistencia, de tapón, de no querer dar cauce a estas demandas, de no querer escuchar estas demandas y, obviamente, de no dar solución y respuesta a estas demandas.”

A su vez, la Directora del Departamento de Mujer y Género del gremio docente, Magdalena Reyes, afirmó: “En Asamblea Nacional se repudió la actitud de la Ministra en relación a la criminalización que se ha hecho en contra de nuestros estudiantes. Como profesora, como profesores, rechazamos y no podemos guardar silencio frente a la actitud de la Ministra. Se han violado los derechos de nuestros jóvenes, los encarcelan, los criminalizan y nosotras, profesoras y también madres, rechazamos rotundamente eso. Por lo tanto, como profesora, como mujer, digo ¡fuera Cubillos!”