Se inició este proceso como lo planteara insistentemente el Colegio de Profesores.

10 de septiembre 2015.- Dirigentes del Colegio de Profesores concurrieron este jueves al Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e investigaciones Pedagógicas (CPEIP), para integrar la segunda de diversas jornadas de trabajo, cuya finalidad es avanzar en cambios a la actual evaluación docente.

Al encuentro se dieron cita, por parte del Magisterio, su presidente Jaime Gajardo, el tesorero nacional, Juan Soto y la segunda Vice presidenta, Ligia Gallegos Ríos, además de autoridades del CPEIP y representantes de la Asociación Chilena de Municipalidades

El gremio de los profesores considera que este es el momento apropiado para realizar una evaluación a la actual evaluación docente, que tiene 12 años de funcionamiento y aumenta el agobio laboral a los docentes al interior de las comunidades educativas. El Magisterio planteó en esta jornada de trabajo que la forma de progresar en la carrera debe ser con una evaluación docente modificada y tomando en cuenta aspectos colaborativos.

Uno de los reparos de los profesionales de la educación tiene relación con los tiempos que no son suficientes para preparar el portafolio, que debe existir un derecho real de apelación a los resultados y que la evaluación debe considerar aspectos como la especialidad de los docentes.

Otro punto importante es asegurar la imparcialidad de quienes formulan la evaluación por medio de un representante de quienes son sometidos a esta evaluación.

En esta jornada de trabajo el Colegio de profesores, también manifestó que en la evaluación docente se debe respetar y cumplir el derecho al descanso para velar que no contribuya a generar mayor agobio laboral.

Una de las situaciones que inquieta al gremio es que se busque un proceso de evaluación más amigable y que el instrumento debe ser parte de la carrera profesional. También es necesario que se conozcan las causales de la suspensión de la evaluación, que se debe asegurar el perfeccionamiento y debe existir una retroalimentación como el informe de terceros que permite conocer cuáles son las falencias y logros del docente evaluado, respetando bajo todo punto de vista, la confidencialidad de los resultados.

A los integrantes de esta comisión se les planteó un tema muy sentido para el profesorado chileno que tiene relación con el rol del Consejo de Profesores, así como la confidencialidad de los datos obtenidos en las evaluaciones.

El encargado del CPEIP, Rodolfo Bonifaz, manifestó la importancia de “hacer una evaluación a la evaluación docente, desde la perspectiva de cada uno de los integrantes de la Comisión”.

En este sentido el Colegio de Profesores insiste en que la evaluación docente tal como está, es sinónimo de agobio laboral. Por ello, destacó que estas jornadas de trabajo son para mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje, en el marco de la discusión que se está dando por cambiar la educación del país y donde el Estado debe tener un rol protagónico.

El Magisterio continúa trabajando en incidir en el proceso de reforma educacional y carrera docente, por lo que espera que las conclusiones de estas jornadas de trabajo van a ser consideradas en la ley que se votará durante el mes de diciembre.

 

Departamento de Comunicaciones

COLEGIO DE PROFESORES DE CHILE A.G.