En la escuela, las exageradas situaciones de obligatoriedad, producen anomalía o violencia”.
V.Soto.

En el marco de fortalecer una mirada pedagógica desde la autonomía, el compromiso crítico y el rol transformador de las y los docentes, el Colegio de Profesores de Chile mediante el Departamento de Educación y Perfeccionamiento (DEP-CP), convoca a ser parte de un proceso de reconocimiento de experiencias pedagógicas humanizadoras, transformativas e integrales que ameriten ser visibilizadas, rescatadas y valoradas por nuestro gremio.

Dicha práctica pedagógica debe compartir ciertos requisitos/criterios y ser postulada ya sea por el propio docente o por sus colegas, estudiantes, planta directiva, apoderados u otro integrante de la comunidad educativa.

Para hacer efectiva dicha postulación se debe remitir a las bases, descargar y llenar la ficha adjunta con la información requerida y enviarla al siguiente correo:

departamentoeducacion@colegiodeprofesores.cl

¡No dejes pasar la oportunidad de reconocer al docente comprometido con su labor democrática, reflexiva y formativa!

CONVOCATORIA PARA POSTULAR A RECONOCIMIENTO PEDAGÓGICO VIOLA SOTO

Presentación: Reconocimiento Pedagógico Viola Soto.

«Creación de una línea de reconocimiento y difusión del aporte innovador y la trayectoria educativa transformativa».

 

Esta acción se enmarca en el segundo objetivo de nuestro Plan de Trabajo como Departamento de Educación y Perfeccionamiento: promover instancias de reconocimiento, experimentación  y difusión del quehacer pedagógico crítico de los distintos actores sociales del mundo educativo. En términos específicos, se busca generar modalidades de reconocimiento y valoración de experiencias y trayectorias docentes, sustentadas en una mirada integral de una pedagogía activa, crítica y humanizadora.

La línea de acción para este año propone el diseño e implementación de mecanismos de reconocimiento/valorización de experiencias y aportes colectivos de docentes en diversas áreas de la educación.

 

Fundamentación:

La labor docente es esencial para el desarrollo integral de los hombres y las mujeres que reconstruirán, como ciudadanos, nuestro tejido social. Pero el proceso concreto de dicha labor pedagógica, toma diversos matices según la manera en que el/la docente se apropia de su rol intelectual y transformativo, así como la forma en que contextualiza, profundiza y se compromete de forma pertinente con la realidad territorial, étnica, cultural y económica de sus educandos y de la propia escuela.

En este sentido, las diversas maneras de enseñar y de asumir este proceso, pasan muchas veces inadvertidas por el resto de la sociedad, incluyendo a los propios colegas y la comunidad educativa. Experiencias docentes, que por la lejanía geográfica o la escasez de tiempo y espacios de reflexión en torno al propio quehacer, no logran ser compartidas, nutridas o apreciadas entre pares. Este individualismo forzado tributa en desmedro de una codificación y democratización de experiencias docentes que apunten a la reflexión en torno al cómo desbordar los paradigmas pedagógicos imperantes.

La propuesta se sustenta en realizar un seguimiento de experiencias pedagógicas, tanto individuales como colectivas, que sobresalgan por criterios de compromiso e integralidad en su praxis docente. Hablamos de resaltar, valorar e interrelacionar paradigmas y prácticas educativas que coexisten en la diversidad de nuestras aulas.

Esto será referido tanto a experiencias del mundo educativo en de la ciudad, en sectores rurales, así como experiencias inmersas en fenómenos migratorios y/o dentro del contexto intercultural. Educación intercultural que hoy juega un rol fundamental al resguardar y fortalecer las tradiciones de los pueblos presentes en nuestros territorios, logrando integrar paradigmas alternos, que al fundamentan en otras cosmovisiones, se distancian del currículo que emana desde el estado.

Bases reconocimiento pedagógico Viola Soto

 I Propósitos del reconocimiento

El DEP busca proponer un perfil alternativo a la actual imagen de “docentes exitosos” que asumen y promueven otros premios o reconocimientos pedagógicos en nuestro país, sustentados, entre otras cosas, en resultados de pruebas estandarizadas. De este modo, planteamos como criterio base la posición crítica, transformadora y humanizadora de él o la docente y la reflexión sobre su propia praxis, por sobre la “innovación” y la “eficacia” como únicas características destacables.

Objetivos:

  1. Visibilizar prácticas pedagógicas integrales que tributen a nutrir el debate sobre el sentido y autonomía del proceso enseñanza-aprendizaje.
  2. Que él, la o los docente destacado/s sienta/n una valorización concreta de su trabajo por parte de sus pares, el gremio al que pertenece y la sociedad en general.

 II Características del reconocimiento:

  • El reconocimiento será de carácter anual y será denominado “Viola Soto” en homenaje a la trayectoria pedagógica de la destacada docente Viola Soto Guzmán, fallecida el año 2016.
  • Dicho reconocimiento se constituirá sobre la selección de experiencias relevantes de praxis, metodología y acción pedagógica que aporten miradas colaborativas y transformadoras.
  • Las postulaciones de dichas experiencias podrán ser realizadas por a) los y las docentes impulsores de las experiencias b) pares que promuevan la postulación de otros colegas c) miembros de la comunidad educativa d) espacios comunales, provinciales y regionales del CPCh.
  • Se seleccionarán tres experiencias, entre todas las postulantes, para la decisión final del jurado. Se creó para ello una comisión de cinco docentes, académicos e investigadores del área educacional que evaluará las postulaciones recepcionadas y propondrá una terna, desde donde saldrá él, la o los ganadores/as.
  • El reconocimiento podrá ser tanto a un docente en particular como a un colectivo de educadores.
  • La experiencia seleccionada será reconocida públicamente, con el compromiso de difundir la trayectoria a través de las plataformas que posee el Colegio de Profesores.
  • El reconocimiento será acompañado de tres presentes: un galvano, una edición del texto autobiográfico de la profesora Viola Soto y un Proyector (Data Show) con su respectivo telón.

III Fechas del proceso:

  • Lanzamiento nacional del reconocimiento: Lunes 23 de octubre
  • Recepción de postulaciones: desde el 23 de octubre al 17 de diciembre
  • Revisión y deliberación jurado: 18 y 19 de diciembre
  • Publicación de resultados: 20 de diciembre
  • Ceremonia de premiación: será parte de las actividades inaugurales de la Escuela de Verano entre el 8 y el 11 de enero 2018.

IV Requisitos de postulación de dichas experiencias

  • Ser docentes en ejercicio de escuelas, liceos y/o colegios en Chile (diurnos, vespertinos, de adultos, técnicos).
  • Ser asociado del Colegio de Profesores de Chile.
  • Completar la ficha de postulación en digital y enviarla al correo del Departamento de Educación.
  • Adjuntar la información solicitada en las bases (registros escritos, fotográficos, audiovisuales y entrevistas de sus prácticas pedagógicas).

V Jurado

  • El jurado lo componen cinco destacados/as colegas, investigadores/as, académicos/as y miembros del Colegio de Profesores de Chile.
  • Cada experiencia pedagógica será valorada bajo criterios y bases formales, utilizando la mayor cantidad de evidencias posibles teniendo en cuenta la extensión territorial de nuestro país.

Los integrantes del jurado son:

  1. Eliana Rojas (Dirigenta Nacional, encargada DEP-CP),
  2. María Eugenia Contreras (Docente, miembro DEP-CP);
  3. Tamara Contreras (Docente, directora Liceo Confederación Suiza)
  4. Rolando Pinto (Docente e investigador, doctor en educación)
  5. Abraham Magendzo (Docente, Ph D. en educación, investigador y premio Nacional de Educación 2017)
  1. Criterios para la selección de experiencias pedagógicas[1].

El ejercicio de la pedagogía crítica transformadora y humanizadora se sustenta, sobre la base de ciertos criterios, entre los cuales como DEP destacamos para este reconocimiento:

  1. El trabajo colaborativo. La o el docente concibe como parte de su práctica cotidiana la organización y coordinación con otras/os miembros de la comunidad, ya sean pares, estudiantes u otras/os.
  2. El compromiso con el contexto de sus estudiantes y escuela. La o el docente desarrolla una práctica que busca permanentemente sopesar y contribuir a mejorar las características del contexto de la escuela y sus estudiantes.
  3. La lectura crítica del currículum. La o el docente a través de su práctica pedagógica asume una perspectiva crítica hacia el currículum, en tanto busca desarrollar experiencias de enseñanza y aprendizaje que vayan más allá de la búsqueda de resultados estandarizados o de cobertura curricular.
  4. La reflexión sobre su propia práctica y la autoformación. La o el docente desarrolla acciones tendientes a mejorar su práctica pedagógica, desde la reflexión sobre su quehacer cotidiano y la toma de decisiones.
  5. El reconocimiento de sus estudiantes. El o la docente es reconocida/o por sus estudiantes, fundamentalmente por su compromiso moral y emocional en el trabajo que realiza.

Con esta manera de entender la docencia, buscamos:

  1. Proponer un perfil alternativo a la imagen actual de “docentes exitosos” que asumen otros premios o reconocimientos pedagógicos en nuestro país, en base a resultados de pruebas estandarizadas.
  2. Proponer como criterio la posición crítica del docente y la reflexión sobre su propia praxis, por sobre la “innovación” y “eficacia” como únicos valores destacables.
  3. Valoramos la práctica docente que potencia ciudadanos conscientes y autónomos; más allá de “formar ciudadanos globales”.
  4. Educadores/as que promuevan el trabajo colaborativo con otros docentes, entendiendo la relevancia de una práctica pedagógica interrelacionada con otros sectores de enseñanza y sus pares.
  5. Docentes que comprometan su praxis con el contexto de la escuela y sus estudiantes, enraizando la práctica a la realidad territorial.
  6. Entender el “profesionalismo docente” como práctica autónoma, responsable e integral, y no como sinónimo de una práctica corporativista que implica un aislamiento y no intromisión en los asuntos de la escuela.

[1] Para ordenar estos criterios y fundamentar una mirada pedagógica que los posicione como pilares de una concepción humanizadora y crítica de ejercer la docencia, trabajamos con los siguientes textos:

  • Freire, P. (2008) Cartas a quien pretende enseñar, Buenos Aires: Siglo XXI
  • Contreras, J. (2011) La autonomía del profesorado, Madrid: Morata

Además el jurado tendrá una tabla de criterios para valorar cada una de las evidencias.

Ficha de Inscripción

II. Evidencias de la experiencia pedagógica

III. Fundamentación de la experiencia pedagógica:

1. Describa su práctica pedagógica, explicitando sus objetivos, metodología, curso(s) y asignatura(s) con los que trabajó, relacionándola con los criterios y principios de una práctica pedagógica crítica, transformadora y humanizadora (ver bases).

2. ¿De qué forma la práctica pedagógica realizada contribuye a la búsqueda de espacios educativos alternos, transformadores, críticos y humanizadores?

3. ¿En qué momentos de su experiencia pedagógica prioriza el trabajo colaborativo? ¿De qué forma el trabajo colaborativo potencia su trabajo pedagógico? ¿Con qué asignaturas o estamentos trabaja coordinadamente?

4. ¿Qué elementos de esta experiencia son relevantes para que esta práctica pedagógica se mantenga en el tiempo y apunte, además de lograr un impacto a nivel de escuela, hacia la transformación del modelo educativo actual?