TEXTOS ESCOLARES: MAGISTERIO CONSIDERA QUE RECOMENDACIONES DE LA FNE SON UN AVANCE PARCIAL Y DEBEN PROFUNDIZARSE

Informe de la Fiscalía Nacional Económica determinó que el mercado de los libros escolares presenta fallas de competencia y recomendó medidas al Estado para corregir las distorsiones y bajar los precios de textos que deben comprar miles de familias. El Colegio de Profesores valoró el reconocimiento de la problemática, pero insistió en la necesidad de tomar medidas más drásticas al respecto.

“El anuncio de la Fiscalía Nacional Económica sobre el informe preliminar que entrega la investigación sobre los textos escolares nos parece un avance insuficiente en una primera lectura, pero un avance en el sentido que se reconoce que hay un mercado distorsionado, en definitiva un mercado que tiende a ser monopólico u oligopólico y que tiene precios desmesuradamente altos para las familias que tienen que invertir en textos escolares”, afirmó Mario Aguilar, presidente del gremio docente.

El profesorado denunció el negocio de los textos escolares en febrero de este año, en plena temporada de compras de los útiles requeridos para las clases, y propuso una serie de medidas para enfrentar la situación, incluyendo la creación de una editorial pública que elabore los textos de estudio para todo el sistema escolar, incluso para la educación privada.

“Nosotros como Colegio de Profesores lo advertimos desde enero y propusimos varias de las medidas que se recogen hoy en las conclusiones de la Fiscalía Nacional Económica y en ese sentido, nos sentimos satisfechos en haber sido uno de los pioneros en levantar este tema y en denunciar las irregularidades y poca transparencia de este mercado”, agregó Aguilar.

En esa línea, el dirigente docente fustigó al Gobierno a profundizar en las medidas recomendadas por la FNE: “Creemos que es un avance insuficiente todavía, pero nos alegra por el bien de la familia chilena y por la transparencia, porque esta industria educativa como la definió el presidente Piñera debe terminar como un negocio lucrativo y finalmente la educación se convertirá en lo que debe ser, es decir, un derecho social, lo que incluye también estos aspectos anexos.”

“Cuando una familia tiene que gastar 200 mil pesos por hijo en textos escolares claramente hay una situación abusiva y por lo tanto, esto debe ser regulado y esperamos que la Fiscalía Nacional Económica profundice sus conclusiones y su intervención y que también el Ministerio de Educación asuma medidas concretas que den transparencia a este negociado de los textos escolares”, concluyó Aguilar.