ANALIZAN SITUACIÓN DE NIÑOS MIGRANTES EN EL SISTEMA ESCOLAR: “LA MIGRACIÓN Y LA EDUCACIÓN SON DERECHOS”

Así lo afirmó Germán Parra, Director del Colegio San Alberto de Estación Central en el panel que reunió a docentes participantes de iniciativas de integración escolar para niños migrantes, desarrolladas en establecimientos de Suecia y Chile, quien agrega: “Ese es un punto de partida y desde ahí construimos nuestro proyecto”. En la actividad, que abrió el último día de la Escuela de Verano, los maestros expusieron los desafíos que implica la migración y relevaron la necesidad de escuelas que trabajen la no-discriminación, la integración y la convivencia entre estudiantes.

“La interculturalidad es una decisión, no una circunstancia, no tiene que ver con que haya niños extranjeros, podrían ser puros niños chilenos, porque la interculturalidad tiene que ver con como se identifican y se reducen las relaciones de poder dentro de una escuela”, complementó el director del colegio ubicado en la Población Los Nogales de la comuna capitalina. Su establecimiento atiende a casi mil estudiantes y el 35% de ellos son migrantes, principalmente llegados desde Haití.

El profesor explicó el inicio y desarrollo del proyecto de integración de estudiantes migrantes en su colegio, que ha sido implementado de manera autónoma por el establecimiento al no haber en Chile políticas públicas generales que den respuesta al fenómeno de la migración en el país. Detalló como han trabajado en base a diferentes líneas de acción, que incluyen  el refuerzo de la enseñanza del castellano como segunda lengua y el trabajo territorial con otras organizaciones.

Por su parte, Lena Karlsson, Rectora de la unidad pedagógica de recibimiento de niños y niñas migrantes de Borlänge, y Tyko Persson, Rector del complejo educacional Maserskolan de Borlänge, en Suecia, expusieron el funcionamiento del sistema escolar sueco y de las medidas de integración aplicadas a estudiantes migrantes, especialmente en escuelas de su ciudad, que llegan a tener más del 60% de su matrícula compuesta por alumnos llegados desde otros países. Destacaron como eje de la institucionalidad sueca los Centros de Bienvenida y sus Unidades de Acogida, que se coordinan con las instancias municipales para generar las condiciones básicas del aprendizaje del idioma sueco y posibilitar el ingreso de los niños a los niveles correspondientes del sistema educativo.

Los profesores Karlsson y Persson explicaron la labor integral de los Centros de Acogida, que incluye la realización de catastros familiares, mapeo de condiciones de escolaridad, diagnóstico de situación de salud y coordinación del ingreso de los estudiantes migrantes al sistema educativo sueco. Dieron cuenta, así, de la existencia de realidades nacionales donde hay una respuesta sistémica de acogida al fenómeno de la migración.